El juicio de la estrella Aya Nakamura y su excompañero Vladimir Boudnikoff por violencia recíproca contra un cónyuge en Rosny-sous-Bois (Seine-Saint-Denis), inicialmente previsto para noviembre, se celebrará el jueves, en la víspera de la lanzamiento del nuevo disco de la cantante.

En plena promoción de su disco « DNK » que verá la luz este viernes 27 de enero, la superestrella Aya Nakamura, de 27 años y la cantante francófona más escuchada del mundo, y su excompañera, la productora de 34 años. Vladimir Boudnikoff, deberá responder este jueves 26 de enero en los tribunales por « violencia del cónyuge con ITT (Incapacidad Temporal para el Trabajo) de menos de ocho días ».

El 24 de noviembre, los abogados de los dos protagonistas habían obtenido el sobreseimiento del juicio. Me Karim Sebihat, quien representa a Aya Danioko (nombre real de la cantante) y Me Cerasela Vlad, conocida por ser también su abogada pero que en este caso defiende. Vladimir Boudnikoff, no quiso dar detalles de los hechos. Y los dos ex cónyuges no habían hecho el viaje.

Me Vlad no respondió sobre este punto, indicando sin embargo que no tenía intención de abogar por un nuevo aplazamiento el jueves por la tarde.

arañazos

Luego, los agentes encontraron al cantante fuera del pabellón y al productor dentro. Pero en ese momento “no había noción de violencia”, precisa la fuente, que indica que la policía se retiró entonces del lugar.

Más tarde esa noche, Aya Nakamura regresó al lugar acompañada de dos amigos, explicando que quería recuperar el negocio, continúa la fuente cercana a la investigación. Diciendo que temía por su seguridad, Vladimir Boudnikoff contactó a la policía que se movió por segunda vez y luego arrestó a la cantante y sus amigos. Puesto bajo custodia policial, Aya Nakamura había afirmado haber sufrido violencia por parte de su cónyuge. Este a su vez había sido detenido el domingo por la mañana. « Realmente no hubo golpes », afirma la fuente cercana al expediente, que evoca « arañazos » para los dos protagonistas y « el hecho de que la mantuvo en el suelo ».

La pareja finalmente salió libre con una citación al juzgado penal. “Hicimos algunas estupideces esa noche y así es la vida también”, escribió el productor musical en Instagram unos días después del hecho. “La mujer que amo y me va muy bien. Realmente nada grave, nada”, dijo.