El director ejecutivo de DoubleLine Capital, Jeff Gundlach, cree que el compromiso de la Reserva Federal de enfriar la inflación significa que ahora hay un 75 % de posibilidades de que sus agresivas subidas de tipos de interés empujen a la economía estadounidense a la recesión.

El banco central de EE. UU. elevó las tasas de interés en 75 puntos básicos el miércoles por tercera vez consecutiva, mientras trata de enfriar la inflación alta de cuatro décadas que afecta a la economía. El aumento es tres veces mayor que el aumento de tasas típico de la Fed y extiende una racha de aumentos acelerados.

«La Fed debería haber hecho más antes. La política monetaria tiene retrasos que son largos y variables». Gundlach le dijo a CNBC el miércoles.

«Pero hemos estado endureciendo ahora por un tiempo. Y el impacto de estos endurecimientos se acumulará en una recesión», agregó.

«Creo que la Fed debería estar desacelerando estas alzas de tasas».

Gundlach, apodado el ‘Rey de los bonos’ por su exitosa carrera en renta fija, ha advertido durante mucho tiempo que es probable que las fuertes subidas de tipos de interés de la Fed hagan mella en la economía y la lleven a una recesión.

«Creo que la tasa de desempleo aumentará, y creo que nos dirigimos a una recesión, y creo que la Fed debería haberlo hecho de manera diferente», dijo Gundlach a CNBC.

«Pero ahora están tan comprometidos con este 2% que creo que las probabilidades de una recesión en 2023 son muy altas. Quiero decir, los pondría en un 75%».

La Fed está tratando de llevar la inflación a su objetivo del 2% elevando las tasas de interés para desalentar el endeudamiento y frenar la demanda, lo que a su vez ejerce presión sobre los precios. La tasa de inflación de EE. UU. se enfrió ligeramente en agosto hasta el 8,3 % interanual, pero superó las expectativas de los economistas de un 8,1 %.

El aumento de septiembre es tres veces mayor que su aumento típico de tasas y extiende una racha de aumentos acelerados. Lleva la tasa objetivo de los fondos federales a entre 3.0% y 3.25%.

La Fed espera que la tasa objetivo esté justo por debajo del 4,5% a fin de año, según su llamado diagrama de puntos de pronósticos. Eso significa que los formuladores de políticas podrían realizar otro aumento de 75 puntos básicos en la reunión de noviembre, seguido de un aumento de 50 puntos básicos en diciembre.