La coordinadora de la ONU en Burkina Faso, la italiana Barbara Manzi, fue declarada « persona non grata » y « solicitada para abandonar el país » este viernes, según un comunicado de prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores. « La señora Barbara Manzi, coordinadora residente del sistema de las Naciones Unidas, es declarada persona non grata en el territorio de Burkina Faso. Por lo tanto, se le pide que abandone Burkina Faso hoy, 23 de diciembre de 2022 », especifica el texto, sin dar una razón oficial. por esta expulsión.

Un “intento de influir negativamente”

Según una fuente diplomática, esto se justifica por el hecho de que Barbara Manzi recientemente « solicitó y obtuvo la retirada del personal no esencial del sistema (de las Naciones Unidas) de Burkina Faso ». Una decisión que “corre el riesgo de colocar al país en una situación delicada, en un momento en que Burkina Faso necesita socios más de los necesarios para hacer frente a la crisis humanitaria y de seguridad”, prosigue esta fuente.

Además de la solicitud de retirada del personal no esencial, Barbara Manzi también está acusada de un « intento de influencia negativa » y de « injerencia en los asuntos políticos de Burkina Faso », según esta fuente.

Esta expulsión se produce unos días después de la de dos franceses que trabajaban para una empresa de Burkina Faso y de los que las autoridades sospechaban que eran espías.

Burkina Faso sigue inestable

Burkina Faso está gobernada desde finales de septiembre por el capitán Ibrahim Traoré, autor de un golpe militar, el segundo en ocho meses. Su primer ministro, Apollinaire Kyélem de Tembela, había querido a mediados de noviembre « diversificar las relaciones de asociación hasta encontrar la fórmula adecuada para los intereses de Burkina Faso ».

También dijo que « algunos socios » « no siempre habían sido leales », sin nombrar países. En julio, Malí, país vecino de Burkina, también sumido en una grave crisis de seguridad, expulsó a Olivier Salgado, portavoz de la Misión de las Naciones Unidas en Malí (Minusma), por haber publicado, según la junta gobernante, « información inaceptable ». el día después del arresto de 49 soldados marfileños en Bamako.