« Desgraciadamente todo esto es una mala polémica », lamentó el señor Faure al micrófono de franceinfo, tras tres días de crisis abierta y la realización de un nuevo recuento el domingo dando el 51,09% de los votos salientes frente al 48,91% para la alcaldía de Rouen, tras una comisión de verificación.

Afirmando tener « sin duda », « todas las federaciones » han sido « verificadas », el primer secretario se mostró sin embargo preocupado por la crisis que atraviesa su partido.

Debemos « ahora avanzar y buscar reunir a todos los socialistas ». “Todas las actas de todas las votaciones están a disposición de la prensa y por lo tanto puedes venir a comprobarlo tú mismo y ver cómo procedimos”, explicó.

El Sr. Faure también recordó haber ganado varios otros votos: el 49% de los votos fueron para su texto de orientación, « una mayoría en el consejo nacional y una mayoría de los delegados al congreso », así como « una votación sobre el informe de actividad que fue aprobada en un 57% ».

El primer secretario invitó el lunes a sus dos competidores, el Sr. Mayer-Rossignol y Hélène Geoffroy, que no pudo mantener la segunda vuelta y había llamado para apoyar al alcalde de Rouen, a reunirse con él.

El principal punto de quiebre entre los proyectos de los dos hombres radica en la relación con el Nupes, la alianza con los demás partidos de izquierda que ha permitido en particular mantener un grupo del PS en la Asamblea Nacional a pesar del desastroso resultado de Anne Hidalgo en las elección presidencial (1,7%).

Dirigida y apoyada por el Sr. Faure, esta alianza es criticada por Nicolas Mayer-Rossignol, en particular la dependencia de la Francia rebelde de Jean-Luc Mélenchon.

“Necesitamos una dirección que asocie en gran medida todas sus sensibilidades, para que cada uno encuentre su lugar y la realidad”, defendió el señor Faure, asegurando que no está “ni ciego ni sordo” en cuanto a las críticas a Nupes.

Fuente :