(Actualizado con Pompeo, fuentes adicionales §4-6-7)

« No tenemos planes en este momento de evacuar a ningún miembro del personal de Balad », dijo el coronel de la Fuerza Aérea de EE. UU. Kevin Walker en un comunicado. “Si hubiera una escalada de amenazas contra nuestro personal, la Fuerza Aérea de EE. UU. tomaría medidas para proporcionar las protecciones necesarias”.

El ejército iraquí también negó la información, asegurando que Irak “garantiza la seguridad de nuestros combatientes y asesores e instructores estadounidenses”.

En un comunicado emitido el sábado por la noche, el secretario de Estado de EE. UU. Mike Pompeo, dijo que “Estados Unidos no está evacuando personal de la base aérea de Balad”.

El extenso complejo militar de Balad fue alcanzado por tres proyectiles de mortero la semana pasada, sin víctimas ni reclamos.

Según una de las fuentes, la evacuación está prevista para diez días y podría tener lugar en cualquier momento.

“Los estadounidenses nos informaron que solo mantendrían un personal limitado y necesario, que trabaja en el mantenimiento de los cazas F-16 iraquíes”, dijo otra fuente iraquí. Lockheed entregó sus primeros F-16 a Irak en 2014.

Una portavoz de Lockheed Martin para Medio Oriente dijo que « no había planes en este momento » para evacuar a los empleados de Lockheed de la base de Balad.

Otras dos bases iraquíes que albergan fuerzas estadounidenses fueron alcanzadas por cohetes durante la semana pasada, cerca de Bagdad y Mosul, y el miércoles se disparó un cohete cerca de una instalación de ExxonMobil cerca de Basora, en el sur de Irak, lo que llevó a la compañía petrolera estadounidense a evacuar una veintena de expatriados

Según funcionarios locales, las milicias chiítas apoyadas por Irán estaban detrás del incidente de Basora.

Irán no hizo ningún comentario. La República Islámica, por su parte, ha negado rotundamente ser responsable de varios ataques contra petroleros en el Golfo Pérsico-Árabe en las últimas semanas, como acusa Washington.

Estos incidentes se enmarcan en un contexto de agudas tensiones entre Estados Unidos e Irán. (Ghazwan Hassan, con Ahmed Rasheed en Bagdad; Jean-Stéphane Brosse y Jean Terzian para el servicio francés)