El mánager del rapero ganador del premio Grammy Ludacris enfrenta múltiples cargos derivados de un tiroteo en el verano que dejó un muerto, según la policía.

Chaka Zulu, nacido Ahmed Obafemi, fue acusado de asesinato, agresión con agravantes, posesión de un arma de fuego durante la comisión de un delito y agresión simple, según los registros del Departamento de Policía de Atlanta publicados el viernes.

Los cargos están relacionados con un tiroteo que ocurrió en un centro comercial en Buckhead, Atlanta, a fines de junio, informó WSB-TV.

La policía dijo que cuando los agentes llegaron al lugar el 26 de junio, tres hombres, incluido Obafemi, fueron encontrados con heridas de bala. Fueron llevados al hospital y una de las víctimas fue declarada muerta más tarde.

La víctima fue identificada como Artez Benton, de 23 años, un graduado universitario que trabajaba para convertirse en electricista, según The Atlanta Journal-Constitution.

Su hermana mayor, Arteria Benton, le dijo a The Atlanta Journal-Constitution que él y un grupo de amigos estaban a punto de lanzar una línea de ropa llamada Cash Life Global.

«Solo queremos justicia para Artez», dijo al medio. «Eso es lo principal que queremos. Así que si ves algo, di algo por favor».

Obafemi, cofundador de Disturbing Tha Peace Records, es reconocido por algunos como un líder en su comunidad, según las noticias locales. Se entregó la semana pasada, el 13 de septiembre, según la policía. Fue liberado con una fianza de $ 200,000.

el abogado de Obafemi, Gabe Banks de Banks Weaver LLC, argumentó que su cliente se estaba defendiendo durante el altercado y enfatizó que su cliente «casi pierde la vida». Agregó que Obafemi aún se está recuperando meses después.

«Una revisión minuciosa de todas las pruebas, incluidas las imágenes de vigilancia y las entrevistas con testigos presenciales, revela que el Sr. Zulu fue atacado y saltado por detrás por una pandilla de al menos cuatro (4) personas (lamentablemente, incluido el difunto) y se vio obligado a defenderse después de que esta pandilla lo pisoteara, golpeara y pateara repetidamente mientras estaba en el suelo en una postura indefensa».

«En un intento por salvar su vida, el Sr. Zulu descargó legalmente su arma en defensa propia, un arma que tiene licencia para portar. El Sr. Zulu cooperó plenamente con los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y su investigación, y se entregó voluntariamente una vez que se enteró de las órdenes de aprehensión», prosiguió. «El Sr. Zulu confía en que su nombre será absuelto de todos los cargos a través del proceso judicial».

Banks señaló que su cliente «no hará más comentarios sobre este asunto y pide privacidad durante este tiempo».