Irán anunció este martes que tomaría medidas recíprocas en respuesta a las nuevas sanciones decididas la víspera por la Unión Europea y el Reino Unido a más de cuatro meses del inicio de la disputa provocada por la muerte de Mahsa Amini.

Teherán « condena enérgicamente » estas sanciones y « pronto anunciará la lista de nuevas sanciones » dirigidas a personas o entidades que « violen los derechos humanos o promuevan el terrorismo » en Europa y el Reino Unido, dijo Nasser Kanani, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores. Asuntos.

En una reunión en Bruselas, los ministros de Relaciones Exteriores de la UE agregaron a 37 personas o entidades iraníes a su lista de sanciones por violaciones de derechos humanos. Esta cuarta ronda de sanciones se produce en medio de crecientes tensiones entre Irán y los europeos, que acusan a Teherán de reprimir las protestas y suministrar drones a Rusia como parte de la guerra en Ucrania.

“Las decisiones de la UE y del gobierno británico muestran su incapacidad para comprender las realidades de Irán”, denunció el Sr. Kanani. Y, para el ministerio, ilustran también su « frustración » por no haber conseguido « causar inestabilidad en Irán a pesar de los enormes esfuerzos ».

Teherán califica las protestas de los últimos meses como « disturbios » alentados por países y organizaciones hostiles a Irán. Cientos de personas, incluidos miembros de las fuerzas de seguridad, han sido asesinadas y miles arrestadas. Cuatro hombres fueron ejecutados, lo que provocó una protesta internacional.

En su comunicado, la diplomacia iraní no hizo ninguna referencia a las nuevas sanciones también anunciadas el lunes por Estados Unidos, que colocó en su lista a diez personas y una entidad, su novena incorporación desde el inicio de las protestas.

Guardianes objetivo

La UE sancionó en particular a cuatro comandantes del Cuerpo de Guardias Revolucionarios (CGRI) y a 12 unidades militares de esta fuerza considerada el ejército ideológico del régimen. Los europeos también han apuntado al ministro iraní de Deportes y Juventud, Seyed Hamid Sajjadi Hazaveh, por la « presión ejercida sobre los atletas ». Cuatro parlamentarios y dos directores de radio y televisión iraníes también se encuentran entre los sancionados.

Antes de ellos, la UE ya había impuesto congelaciones de activos, prohibiciones de visas y prohibiciones de recibir fondos de la UE a más de 60 funcionarios y entidades iraníes debido a la represión de las protestas tras la muerte de Mahsa Amini, el 16 de septiembre.

Pero la UE dijo el lunes que no podía en este momento colocar a los guardias en la lista de organizaciones terroristas, como solicitó el Parlamento Europeo en una resolución fuertemente denunciada por Teherán. Para iniciar este proceso « es necesaria una decisión judicial », ha explicado el jefe de la diplomacia europea Josep Borrell.

En coordinación con los europeos y los estadounidenses, los británicos agregaron cinco personas y dos entidades a su lista de sanciones el lunes. Esto eleva su total a 50 en respuesta a las « violaciones de derechos humanos » perpetradas por Teherán, así como a la ejecución del iraní-británico Alireza Akbari, ahorcado el 14 de enero por « espionaje en beneficio del Reino Unido ».

A cambio de la ronda anterior de sanciones, Irán sancionó el 12 de diciembre al servicio de inteligencia británico MI5, a los oficiales militares del Reino Unido y a figuras políticas alemanas en represalia por las sanciones anteriores adoptadas por partidos europeos. También fueron sancionados la revista satírica francesa Charlie Hebdo y el departamento persa de Radio Free Europe.

Irán anunció este martes que tomaría medidas recíprocas en respuesta a las nuevas sanciones decididas la víspera por la Unión Europea y el Reino Unido más de cuatro meses después del inicio de la disputa provocada por la muerte de Mahsa Amini.Teherán “condena enérgicamente” estas sanciones y “pronto anunciará la lista de nuevos.