Un juez federal en Texas anuló la prohibición estatal de permitir que las personas de 18 a 20 años porten un arma de fuego.

Firearms Policy Coalition, un grupo de derechos de los propietarios de armas, presentó una queja contra la ley de Texas en 2021 y dijo que la prohibición violaba la Segunda Enmienda de la Constitución de los EE. UU. que establece que «no se infringirá el derecho de las personas a poseer y portar armas.»

El juez suspendió su fallo por 30 días para permitir la presentación de apelaciones.

El fallo es el primero desde que la Corte Suprema amplió drásticamente los derechos de la Segunda Enmienda en junio.

En junio, la Corte Suprema de EE. UU. revocó una ley de permisos de armas de un siglo de antigüedad que requería que las personas tuvieran una «causa adecuada» o una razón especial para portar armas de fuego fuera de sus hogares. Según el nuevo fallo, la Segunda Enmienda garantizaba el derecho individual a portar armas en público para defensa propia.

La sentencia también estableció que los poderes judiciales federales deben aplicar una lógica de «solo historia» al hacer regulaciones sobre armas y solo pueden considerarse constitucionales si están en línea con la legislación vigente en el siglo XVIII cuando se introdujo la Segunda Enmienda.

Como resultado, El juez Mark Pittman del Tribunal de Distrito de EE. UU. en Fort Worth, Texas, desestimó la prohibición estatal de que los jóvenes de 18 a 20 años porten armas de fuego, diciendo que no existe una tradición histórica de impedir que los adultos jóvenes porten armas en público.

Al encontrar la prohibición inconstitucional, Pittman escribió que «sobre la base del texto de la Segunda Enmienda, según lo informado por la historia y la tradición de la Era de la Fundación, el Tribunal concluye que la Segunda Enmienda protege contra esta prohibición».

Pittman agregó que «la evidencia histórica indiscutible establece que se entendía que los jóvenes de 18 a 20 años formaban parte de la milicia en la era de la fundación», según The Guardian.

«Esta decisión es una victoria significativa para los derechos de los adultos jóvenes en Texas y demuestra al resto de la nación que prohibiciones similares no pueden resistir los desafíos constitucionales basados ​​en la historia», dijo Cody Wisniewski, abogado principal del grupo, en un comunicado.

Solo ha habido una restricción de edad para portar armas en Texas. Los jóvenes de dieciocho años han comprado armas largas durante más de 60 años, al igual que el tirador de Uvalde, que mató a 19 niños y dos maestros con un rifle semiautomático estilo AR-15.

“Después de escuchar a los sobrevivientes de Uvalde exigir medidas de seguridad de armas de fuego de sentido común, incluido aumentar la edad para comprar un arma de asalto, un juez designado por Trump en Texas acaba de emitir un fallo peligroso que permitiría a los adolescentes portar armas en público”, dijo Shannon Watts, fundador del grupo de control de armas Moms Demand Action, en un comunicado,

Texas siempre ha estado flexibilizando las leyes relacionadas con el acceso a las armas.

El año pasado, el gobernador Greg Abbott firmó una nueva ley estatal que permitía que cualquier persona mayor de 21 años portara un arma de fuego en la mayoría de los lugares sin permiso ni capacitación.