Los investigadores planean recopilar datos acústicos del mundo real para ayudar a que su modelo de aprendizaje automático se adapte al trabajo en una variedad de entornos de baño. Foto de Feng Yu/Shutterstock

Un pequeño sensor de sonido instalado en el inodoro que puede diferenciar entre orinar, defecar y diarrea podría algún día ayudar a prevenir los brotes de cólera.

« La esperanza es que este sensor, que ocupa poco espacio y tiene un enfoque no invasivo, pueda desplegarse en áreas donde los brotes de cólera son un riesgo persistente », dijo la investigadora Maia Gatlin del Instituto de Tecnología de Georgia, en Atlanta.

El cólera es una enfermedad diarreica aguda que puede causar la muerte en cuestión de horas si no se trata, según la Organización Mundial de la Salud.

Así que Gatlin y su equipo querían ver si podían identificar los sonidos intestinales. Probaron la idea de una manera que podría parecer un poco retorcida : usaron datos de audio de personas en el baño después de recopilar los sonidos de fuentes en línea.

Cada fragmento de sonido se convirtió en un espectrograma, que captura el sonido en una imagen. La orina crea un tono consistente, encontraron los investigadores. La caca puede tener un tono singular. La diarrea suena más al azar.

Los investigadores introdujeron las imágenes de sonido en un algoritmo de aprendizaje automático, que aprendió a reconocer el sonido de cada actividad en el baño. Luego, el equipo probó el rendimiento del algoritmo con datos con y sin ruido de fondo para asegurarse de que estaba aprendiendo correctamente.

Además de ayudar a prevenir los brotes de cólera, el sensor también podría tener otros usos, dijo Gatlin.

« El sensor también podría usarse en zonas de desastre o incluso en los centros de enfermería/, dijo en un comunicado de prensa del Instituto Estadounidense de Física.

« ¡Quizás algún día, nuestro algoritmo se pueda usar con los dispositivos inteligentes existentes en el hogar para controlar las deposiciones y la salud de uno mismo !  » agregó Gatlin.

El cólera es una enfermedad bacteriana que afecta a millones de personas en todo el mundo y mata hasta 150.000 cada año.

Los investigadores planean recopilar datos acústicos del mundo real para ayudar a que su modelo de aprendizaje automático se adapte al trabajo en una variedad de entornos de baño. El sensor no identifica a una persona específica.

La presentación de los hallazgos estaba programada para el lunes en una reunión de la Acoustical Society of America en Nashville, Tennessee. Los hallazgos presentados en reuniones médicas deben considerarse preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por pares.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre el cólera.

Derechos de autor © 2022 HealthDay. Reservados todos los derechos.