La conferencia Bagdad II se celebró a orillas del mar Muerto, tras una primera edición en la capital iraquí en agosto de 2021 por iniciativa del presidente francés Emmanuel Macron e Irak.

En un comunicado final, los participantes aseguraron que seguirán « cooperando con Irak para apoyar su estabilidad, su soberanía y el proceso democrático en este país » que está saliendo de una crisis política de más de un año.

Dijeron que apoyaban « los esfuerzos de Irak para consagrar el diálogo como un medio para resolver las crisis regionales ».

Esta conferencia fue una prueba para el primer ministro iraquí, Mohamed Chia al-Soudani, designado en octubre después de más de un año de estancamiento político y considerado más cercano a Irán que su predecesor.

En su discurso, el presidente francés llamó a Irak a seguir un camino diferente al de un « modelo dictado desde fuera », en alusión a Irán.

“Irak hoy es escenario de influencias, incursiones, desestabilizaciones que están ligadas a toda la región”, agregó Emmanuel Macron sin citar a Irán, representado por su jefe de la diplomacia Hossein Amir-Abdollahian.

Llamó a Bagdad a seguir un camino “que no sea el de una forma de hegemonía, de imperialismo, de un modelo que sería dictado desde afuera”.

Con partidos pro-iraníes dominando el parlamento iraquí y un gobierno resultante de esta mayoría, Irán, a donde fue el Sr. Soudani a fines de noviembre, está consolidando su control sobre su vecino.

Teherán también apoya militarmente al régimen del presidente Bashar al-Assad en Siria, apoya a los rebeldes hutíes en Yemen y goza de influencia en Líbano, sin presidente desde hace casi dos meses, a través del poderoso chií Hezbolá.

  • « Rol pivote » –
  • El presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sissi, que participa en la cumbre, subrayó « el rechazo de Egipto a todas las intervenciones externas en Irak ».

    En su discurso, el primer ministro iraquí se comprometió a tener “relaciones equilibradas con todos los socios regionales e internacionales” y mantenerse “alejado de los ejes políticos”.

    El canciller saudí, Faisal bin Farhane, cuyo país es el gran rival regional de Irán, aseguró que su país está « al lado de Irak para preservar su estabilidad y soberanía ».

    En un discurso pronunciado parcialmente en francés, el rey Abdalá II de Jordania subrayó el « papel central de Irak » en el mantenimiento de la « estabilidad » regional.

    Esta cumbre fue también ocasión de un encuentro entre el jefe de la diplomacia de la Unión Europea Josep Borrell y su homólogo iraní.

    “He subrayado la necesidad de poner fin de inmediato al apoyo militar a Rusia y la represión interna en Irán”, dijo Borrell en un tuit.

  • Liberar a los « rehenes » franceses –
  • La reunión se produjo cuando las conversaciones nucleares con Irán se estancaron y la UE impuso nuevas sanciones a Irán en protesta por su represión de las protestas que sacuden al país y el suministro de drones a Rusia para su guerra en Ucrania.

    Amir-Abdollahian « condenó el enfoque de los países occidentales de apoyar a los alborotadores e imponer sanciones ilegales ».

    La jefa de la diplomacia francesa, Catherine Colonna, dijo que tuvo un breve intercambio con su homólogo iraní, a quien pidió la « liberación inmediata de los rehenes franceses » en poder de Irán.

    Según las autoridades francesas, siete franceses están ahora detenidos en Irán, que está acusado de utilizar ciudadanos occidentales como moneda de cambio.

    Para el analista Riad Kahwaji, radicado en Dubái, habrá que ver “cuál es la disposición de Teherán, que juega un papel central en las crisis de la región, desde Irak a Siria pasando por Líbano y Yemen, para comprometerse”.

    Emmanuel Macron, que partió el lunes en el portaaviones francés Charles de Gaulle frente a Egipto para la fiesta de Navidad con tropas francesas, se reunirá el miércoles con el rey Abdalá II, « aliado en la lucha contra el terrorismo », según París.

    Fuente :