por Gilles Guillaume, Maki Shiraki y David Dolan

Las discusiones aún están en pleno apogeo, pero según dos fuentes familiarizadas con el tema, queda por encontrar un acuerdo sobre el intercambio de propiedad intelectual (PI) y patentes.

Según una de las fuentes, los fabricantes de automóviles planean hacer un anuncio el 15 de noviembre, pero los detalles aún no se han finalizado y aún podrían demorar semanas.

« Lo que importa es lo que traerá Nissan en IP, ingeniería y proyectos conjuntos », dijo una de las fuentes. « Como siempre en la industria, es lo que realmente haces en el mundo real lo que cuenta. La alianza puede moverse y reconstruirse si no es solo financiera ».

Según otra fuente, más allá del inventario de soluciones técnicas ya utilizadas por los dos socios, Nissan está particularmente atenta a compartir sus nuevas tecnologías, en particular la de la batería sólida que está probando dentro de la alianza.

Renault y Nissan se negaron a comentar.

El fabricante de automóviles japonés se ha visto afectado durante mucho tiempo por una situación percibida como dominación francesa dentro de Renault Nissan. Muchos líderes del grupo japonés todavía ven la relación entre los dos grupos como desequilibrada, especialmente en términos de I+D avanzada.

LA SOMBRA DE LA POLÍTICA

En una industria automotriz global en marcha forzada hacia la electrificación, las tecnologías asociadas son un tema estratégico para las empresas, así como para Francia y Japón.

El Estado francés, principal accionista de Renault, apoya las discusiones en curso, pero con la condición de que ayuden a « fortalecer y desarrollar la estrategia para el futuro del grupo (Renault) y de la alianza », subrayó el presidente Emmanuel Macron en una entrevista. con Les Echos, el pasado domingo, en vísperas del Salón del Automóvil de París.

Por su parte, el ministro de Economía, Bruno Le Maire, insistió este martes en el Salón para decir que esperaba garantías sobre el mantenimiento de proyectos industriales y tecnológicos conjuntos.

“El Estado apoyará cualquier movimiento o desarrollo que fortalezca a Renault, su desarrollo y posiblemente le dé un nuevo impulso a la alianza”, continuó el viernes el nuevo director general de la Agencia de Participación Estatal (APE), Alexis Zajdenweber.

« Obviamente es un tema que seguimos. El hormigón, los proyectos industriales que hacen juntos, eso es lo que es esencial para el futuro de Renault ».

Esta insistencia llegó al Ministerio de Economía y Comercio de Japón (METI), dijo una de las fuentes, lo que llevó al METI a contactar a Nissan para cuestionarlo sobre el expediente.

Para volver a llevar a Renault a la carrera eléctrica, donde ha sido destronada por recién llegados como Tesla o pesos pesados ​​como Volkswagen o Stellantis, el director general Luca de Meo deberá detallar su proyecto el próximo 8 de noviembre en las entidades « Amperio » y « Caballo »..

Según tres fuentes, aún no se ha llegado a un acuerdo sobre el monto que invertirá Nissan en la entidad eléctrica, en particular porque la valoración final de « Ampère » no se conocerá hasta el próximo año, durante su Oferta Pública Inicial.

Renault tiene más ganas que su socio de llegar a un acuerdo para hacer frente a las necesidades de financiación de la nueva actividad, prosiguió una de las fuentes.

« Nissan no tiene una necesidad absoluta de participar », dijo, y agregó que el grupo japonés también debe rendir cuentas a sus accionistas por todas sus inversiones.

En cuanto a Mitsubishi, no se posicionará en « Ampère » hasta que se completen las conversaciones con Nissan.

« Sin embargo, si MMC invierte en la nueva entidad de vehículos eléctricos de Renault, solo será una participación de un pequeño porcentaje », dijo otra fuente. « Para mantener una buena alianza ».

(Con Satoshi Sugiyama en Tokio y Leigh Thomas en París, editado por Matthieu Protard y Sophie Louet)