Varios altos funcionarios ucranianos presentaron sus renuncias el martes, un día después de que el presidente Volodimir Zelensky anunciara una importante reorganización del aparato gobernante tras las acusaciones de corrupción.

Se esperan más cambios de personal en los próximos días, a un mes del aniversario del estallido de la invasión rusa, que congeló en gran medida los asuntos políticos internos, relegados a un segundo plano detrás de la necesidad de unirse contra Moscú.

Entre los funcionarios salientes se encuentran el subjefe de gabinete de la presidencia de Ucrania, Kirilo Tymoshenko, el fiscal general adjunto, Oleksi Simonenko, y el viceministro de Defensa, Vyacheslav Shapovalov.

Los gobernadores de las regiones de Dnipropetrovsk, Zaporizhia, Kyiv, Sumy y Kherson también fueron despedidos, dijo un alto funcionario.

“Las decisiones de Zelensky reflejan las prioridades clave del Estado (…) El presidente ve y escucha a la sociedad. Y es una respuesta directa a un pedido prioritario de la opinión pública : justicia para todos”, declaró Mikhaïlo Podoliak, asesor del Jefe de Estado.

Cuando llegó al poder en 2019, Volodimir Zelensky prometió luchar contra la corrupción en todos los niveles, en medio de una serie de acusaciones de sobornos y prácticas cuestionables entre la clase política gobernante.

Kirilo Tymoshenko, de quien los medios ucranianos informaron que podría ser parte de los cambios en los equipos de gobierno anunciados por Volodimir Zelensky el lunes, no dio una razón para su partida.

Un decreto aceptando su renuncia fue publicado en el sitio web del presidente.

El hombre de 33 años, miembro del equipo de campaña de Volodimir Zelensky, había sido subjefe de personal de la presidencia de Ucrania desde la elección del exactor en 2019, supervisando las políticas regionales.

Según medios ucranianos, Kirilo Tymoshenko ha estado involucrado, desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania en febrero de 2022, en varios escándalos relacionados con su uso personal de autos caros. Negó todas estas acusaciones.

El fiscal general adjunto Oleksi Simonenko fue destituido de su cargo “a petición suya”, dijo la Oficina del Fiscal General de Ucrania.

Este funcionario fue señalado en los medios de comunicación por unas vacaciones familiares que pasó en Marbella, en el sur de España, durante diez días durante las celebraciones de Año Nuevo y no se ha pronunciado públicamente sobre estas denuncias.

Durante su intervención en video el lunes, Volodimir Zelensky dijo que a los funcionarios ucranianos ya no se les permitiría viajar al extranjero, aparte de las misiones gubernamentales.

El viceministro de Defensa, Vyacheslav Shapovalov, renunció después de que una investigación de los medios acusara a su ministerio de cobrar de más por los suministros para el ejército.

El ministerio desestimó las acusaciones sin fundamento, pero dijo que la renuncia de Vyacheslav Shapovalov era un « acto encomiable » que ayudaría a restaurar la confianza en la institución.

Una reorganización anterior se produjo tras la invasión rusa del pasado mes de julio, con la destitución del jefe de los servicios de seguridad interna (SBU) y del fiscal general, Volodimir Zelensky, acusándolos de demasiados casos de traición o colaboración con Rusia dentro de sus servicios.