La campaña de Trump rechazó una oferta para comprar un diario que pertenecía a la hija del presidente Joe Biden antes de las elecciones de 2020, según los fiscales federales.

Dos residentes de Florida se declararon culpables de robar el diario de Ashley Biden y venderlo al grupo conservador Project Veritas por $40,000, anunció el jueves el Departamento de Justicia.

Aimee Harris descubrió el diario mientras se hospedaba en la casa de un amigo en Delray Beach, Florida, en 2020, después de que Ashley Biden pasara un tiempo allí, dijeron los fiscales. Más tarde, Harris le envió un mensaje de texto a Robert Kurlander para contarle sobre el descubrimiento y decirle que podrían ganar mucho dinero vendiéndolo, entre otros artículos de Biden que se descubrieron.

Los fiscales dijeron que la pareja asistió a una recaudación de fondos en septiembre de 2020 y trató de vender el diario a la campaña del presidente Donald Trump, quien en ese momento estaba en una amarga lucha por la reelección contra Joe Biden. Pero un representante de la campaña de Trump rechazó la oferta y les dijo que entregaran el diario al FBI, según documentos judiciales presentados como parte de la declaración de culpabilidad.

Kurlander le envió un mensaje de texto a Harris diciendo que la campaña de Trump no podía usarlo, según el expediente judicial, y agregó : «Quieren que vaya al FBI. NO HAY MANERA puede usar esto. Hay que hacerlo de otra manera».

Harris y Kurlander terminaron vendiendo el diario a Project Veritas, ganando cada uno $20,000, dijeron los fiscales.

Project Veritas dijo que sus acciones relacionadas con el diario estaban protegidas por la Primera Enmienda y que creían que el diario se había obtenido legalmente. El grupo nunca publicó el diario.