Benito Antonio Martínez Ocasio, más conocido como Bad Bunny, se encontraba en medio de un período agitado de su carrera cuando la revista Rolling Stone le pidió que apareciera en la portada de su número doble de julio/agosto. Se estaba preparando para presentarse en Coachella (y para convertirse en el primer acto solista latino en los 30 años de historia del festival), se estaba preparando para lanzar su sencillo « Where She Goes » y había estado haciendo planes para asistir al 2023. Conocí a Gala. A pesar de lo ocupado que estaba, Rolling Stone lo acompañó, pasó varios días a su lado y vio de cerca lo que significa ser el artista más escuchado en el mundo. En el proceso, aprendimos un par de cosas, incluyendo a cuál de sus propias canciones vuelve y cómo ve su tremendo ascenso a la fama. Aquí hay algunos detalles que no llegaron a su historia de portada.

Tiene una lista de reproducción de canciones favoritas de sus propios álbumes.
Martínez admite que no escucha mucho su propia música, pero tiene lo que él considera una « lista de reproducción » de cada álbum, compuesta por favoritos que dice que puede « escuchar felizmente » en cualquier momento. ¿De su debut X100Pre? “’Otra Noche En Miami’”, dice. “Creo que de ese proyecto, ese es el único que pondría allí”. De su álbum sin restricciones de 2020, YHLQMDLG, elige su colaboración con Daddy Yankee « La Santa » y « Que Malo », con Ñengo Flow. Las selecciones de su tercer LP, El Ultimo Tour Del Mundo, más relajado y orientado al rock, son más relajadas: « Sorry Papi », « Trellas » y « La Droga ». Y su último disco, Un Verano Sin Ti, dice, es el álbum que más escucha.

De Un Verano Sin Ti, los temas que más toca incluyen “Andrea”, una colaboración aireada y concienzuda con Buscabulla; “Otro Atardecer”, su oda soñadora a un atardecer romántico con las Marías; y el corto pero instantáneamente pegadizo “Agosoto”.

La idea de “El Apagon” se le ocurrió en la playa con unos amigos.
Martínez se sorprendió de que las redes sociales de alguna manera malinterpretaran sus citas sobre “El Apagon” y pensó que había dicho que lamentaba haberlo escrito. De hecho, llama a “El Apagon” la canción de la que está más orgulloso. “Estaba en la playa con mis amigos, una gran fiesta borracha. Y de repente, estaba mirando la playa, las olas, y comencé a decir: ‘Diablo, Puerto Rico en verdad que Puerto Rico está bien cabron. En mi próximo álbum, quiero hacer una canción sobre Puerto Rico, y quiero que sea hermosa.’ No quería ser como ‘PFKN R’, que me encanta pero habla de armas y dureza, yo estaba como ‘Quiero que esta canción sea bonita’”.

Destacados

Por esa época, había estado escuchando al cantante y compositor puertorriqueño Ismael Rivera y terminó probando el ritmo de percusión de una de sus canciones en la pista.

Su colaboración con el emergente grupo de cumbia Grupo Frontera sucedió después de que su productor MAG le enviara “un x100to”.
Martínez fue uno de los primeros artistas de reggaetón en abrazar la música mexicana cuando lanzó un remix de « Soy Diablo » de Natanael Cano en 2019. « Eso fue hace casi cinco años… y se sintió realmente genuino y espontáneo », dice. Había estado tratando de pensar en otra incursión en la música mexicana, en particular sobre su crecimiento explosivo en los últimos dos años, pero no pudo encontrar la forma correcta de hacerlo. Entonces, su productor frecuente MAG compartió un primer corte de “un x100to” que le había enviado un amigo. “Creo que probablemente ni siquiera pensaron que lo iba a escuchar alguna vez, pero escuché, y desde la primera vez que lo hice, dije ‘¡Maldita sea ! ‘ Lo aprendí inmediatamente y me encantó, me encantó, me encantó”.

Lo hizo aún más feliz que la colaboración terminara siendo con Grupo Frontera, un grupo que había estado escuchando mucho cuando estaba de gira. “Hago muchos videos de TikTok, pero los dejo en borradores”, dice. Aún así, aprovechó para desenterrar algunos que lo mostraban bailando algunas de las canciones de Grupo Frontera. “Les mostré todos estos viejos borradores, bailando canciones de ellos, como ‘No Se Va’, esa fue la canción número uno cuando estaba de gira por América Latina. Siempre hago listas de reproducción antes de irme, y esa fue la número uno”.

Relacionado

Había un montón de sets que deseaba haber podido ver en Coachella. Como uno de los artistas principales de Coachella este año, Martínez no tuvo mucho tiempo libre en el festival. Sin embargo, logró ver el set de Rosalía, ya que hacía tiempo que quería ver su show en vivo. “No había podido porque su gira fue casi al mismo tiempo que la mía”, explica sobre la cantante española, quien apareció en su tema de 2020 “La Noche de Anoche”. Describe su actuación en Coachella como « increíble ». “Muy, muy diferente”, dice. “Visualmente, me gustó mucho”.

Había otros platós que quería ver: “Me hubiera gustado ir a Metro Boomin, pero fue justo antes del mío”, explica. “Me hubiera gustado ir a Gorillaz [the first weekend], también, pero en realidad estaban en el mismo escenario que yo”. Terminó saltando al escenario con la banda el segundo fin de semana del festival.

Ha estado escuchando un montón de música mexicana.

En su artículo de portada de Rolling Stone, Martínez sorprendió a los lectores al compartir que últimamente ha estado escuchando Radiohead y Phoebe Bridgers. Pero también se ha sumergido profundamente en la música mexicana, tocando con el Grupo Frontera, Luis Miguel, Peso Pluma y Eslabón Armado. Compartió que le encanta la canción “Sobran Motivos” del Conjunto Rienda Real y La Pócima Norteña y un tema llamado “Amor Fugaz” de Los Del Límite.

Ve su carrera como una constante evolución que ha ido creciendo por etapas.
Después de Un Verano Sin Ti, Martínez pareció dispararse a una nueva estratosfera de atención general. Pero para él, su carrera no se ha sentido como un tiro directo a la fama. Lo ve como una serie de evoluciones que lo han llevado a donde está hoy. “Ha crecido y crecido y crecido y crecido. Cada proyecto me ha llevado a otra etapa y sin duda Un Verano Sin Ti fue un salto que me llevó a otro nivel, a otro lugar completamente. Pero desde el principio, ha habido un crecimiento gradual”.

Se llevó muy bien con José Feliciano, su invitado especial durante el segundo fin de semana de Coachella. Martínez dice que se divirtió mucho en sus dos presentaciones en Coachella, pero admite que el segundo fin de semana fue mucho más tranquilo que el primero. “La gente siempre me había dicho: ‘La segunda [at Coachella] es mucho mejor También me siento de esa manera con los shows en vivo: estás resolviendo las cosas la primera vez y luego te sientes más cómodo más tarde”.

Pero parte de la razón por la que disfrutó tanto el segundo fin de semana fue porque pudo pasar el rato con el cantautor puertorriqueño José Feliciano, a quien llevó al escenario con él. “Fue súper cabrón”, dice sobre su encuentro. “Nunca lo había conocido. Es un hombre muy divertido, le gusta hacer muchas bromas. Seguí diciéndoles a los muchachos: ‘Creo que así seré cuando sea mayor’, porque me gusta perder el tiempo. Pero fue súper amable y agradecido. Y yo estaba como, ‘No, gracias’”.

Se aseguró de que WWE Backlash se llevara a cabo en Puerto Rico.
A principios de este año, Martínez participó en el espectacular Backlash de WWE en Puerto Rico. Antes de eso, WWE no había organizado un gran evento televisado en Puerto Rico desde 2005. Cuando Martínez, un fanático de la lucha libre que participó en Wrestlemania hace unos años, comenzó conversaciones sobre regresar para Backlash, tenía una condición. “El trato fue que solo regresaré si la pelea es en Puerto Rico”. WWE estuvo de acuerdo, regresando a la isla de manera importante por primera vez en 18 años. “Eso me emocionó aún más, saber que era en relaciones públicas”, dice Martínez, recordando cómo solía ver los partidos con su papá y sus primos en la televisión.

La gente se sorprendió con la intensidad con la que saltó al entrenamiento. “Hay que tener disciplina. He estado entrenando durante tres o cuatro meses. Estaba entrenando y luego, en marzo, comencé a practicar en el ring”, dice. Incluso impresionó a los organizadores de la WWE con su dedicación. “Se sorprendieron porque pensaron que no estaba practicando mucho, y luego estaba en Chicago y me sentí muy seguro de todos los movimientos. La gente dice: ‘¿Por qué estás entrenando como si fueras a hacer esto a tiempo completo? dice con una risa.

Tendencias

Se hizo un tatuaje durante su sesión de fotos para la portada de Rolling Stone. Martínez tuvo algunas ideas cuando vino a su sesión de fotos para Rolling Stone. El primero fue recrear cadenas con los logos de sus reguetoneros favoritos, rindiendo homenaje a Tego Calderón, Héctor El Father, Wisin Y Yandel, Arcángel, Don Omar y Daddy Yankee.

El segundo fue obtener tinta nueva en el set. Sacó a uno de sus tatuadores favoritos de Puerto Rico y justo antes de que las cámaras comenzaran a dispararse, le hizo tatuar el nombre de su abuela en su pecho. El tatuaje es visible en algunas de las fotos de Martínez de la sesión.